MONITOREO DE MAMÍFEROS GRANDES MEDIANTE TRAMPAS CÁMARA

La mastofauna constituye uno de los componentes monitoreados por el PMB por representar un componente biótico de importancia, debido a su papel estratégico en el mantenimiento de la estructura y dinámica del funcionamiento de las selvas en el mundo.

Desde la implementación del Programa de Monitoreo de la Biodiversidad en el año 2005, los mamíferos grandes fueron monitoreados mediante el registro de evidencias directas e indirectas de actividad, como son las observaciones directas, vocalizaciones, huellas y otros rastros (senderos, dormideros, madrigueras, heces, etc.).

En el año 2011, el PMB llevó a cabo un ajuste en la metodología empleada para el monitoreo de los mamíferos grandes, que incluyó la incorporación de trampas cámara.camaras4 en 1

El uso de trampas cámara como metodología es recomendable, pues es un método no invasivo que causa una perturbación mínima en las especies objetivo. Son ideales para el estudio de animales de difícil avistamiento, y/o con hábitos nocturnos o crepusculares que por lo general evitan la presencia humana, siendo por ello su registro con otros métodos bastante reducido. Asimismo, el registro de ocurrencias por medio de fotografías proporcionará la evidencia de la presencia e incluso identidad así como patrones de actividad de muchas especies.Nueva imagen

El trabajo comenzó con el desarrollo de una prueba piloto en octubre de 2013, que tuvo como objetivo específico el evaluar la efectividad de las trampas cámara y el rendimiento del equipo bajo las condiciones particulares del área.

Durante los 114 días que duró el estudio piloto, se consiguieron 220 registros de mamíferos silvestres correspondientes a 11 especies (ver tabla 1).

 La especie con más registros fue Tapirus terrestris (Tapir o Sachavaca) y presenta categoría de Vulnerable según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el D.S. Nº 034-2004-AG. El Armadillo gigante (Priodontes maximus) es también considerada Vulnerable y fue registrado en dos ocasiones en este estudio.

En el caso de los jaguares se pudieron identificar positivamente 3 individuos, dos machos y una hembra. El jaguar con más registros fotográficos recorrió una distancia (entre las cámaras extremas que lo registraron) de 3,5 km.

 

Actividades futuras.

El monitoreo se desarrollará a través de estimaciones de parámetros poblacionales, en función de los objetivos específicos planteados, para realizar diversas inferencias tales como comportamiento en el tiempo y en el espacio, relación entre parámetros y factores como el tipo de hábitat, perturbación por actividades relacionadas con el PC. Como fin último se plantea generar datos científicos que respalden esfuerzos de conservación en una zona de alta biodiversidad.

Regresar

inicio